EL ÉXITO DEPENDE DE TI

EL ÉXITO DEPENDE DE TI

Este fin de semana corro en Barcelona la última Carrera de la Mujer de este año y sin darme cuenta, con ella, se cierra otro ciclo más de experiencias, recuerdos y vivencias que se quedaran conmigo para siempre. Y justo esta carrera ha coincidido en fechas con la presentación en Madrid de un proyecto increíble apoyado por Zurich y Plataforma Editorial en el que he tenido la inmensa suerte de participar focalizado en jóvenes entre 12 y 16 años y en cómo educarles con las herramientas adecuadas para que sepan decidir sobre su futuro. “Prepárate para la vida” está compuesto por talleres de formación para adolescentes donde se trabajaran temas como el estrés, la ansiedad, el bullying, las relaciones personales y las redes sociales. Los mismos se impartirán en los centros escolares con el objetivo de unificar a adolescentes, padres y docentes. Un año de trabajo que por fin ha visto la luz y que será realidad en los colegios de Madrid a principios de año. Poder trabajar con Álvaro Bilbao (promotor de todo), Xesco Espar y Francisco Castaño ha sido otra experiencia inolvidable.

¿Feliz? Mucho. Muchísimo. Es sin duda un camino nuevo al que he llegado gracias a que un día decidí ponerme las zapatillas y comprobar qué era lo que el futuro tenía preparado para mi. Tenía miedo a los cambios, a no saber hacerlo, a fracasar, miedo a perder… Y sin embargo, desde que empecé a trotar solo he ganado. Y no me refiero a carreras, ni a subir al podium. No. Me refiero a ganar como persona. A ganar en valores, en motivación para la vida, en ser mejor, en tener éxito, en no tener miedo a intentarlo por muy loco que parezca. La presentación del proyecto y correr en Barcelona el domingo me han dado un subidón que pienso aprovechar a muchos niveles.

Running. Vida. Mujer. Deporte. Retos. Experiencias. Crecimiento personal. Conceptos que solos expresan mucho pero  que en conjunto denotan el poder que tiene Corro y Soy Mujer en mi. Un proyecto personal del que estoy muy orgullosa, un proyecto que espero sea de futuro y que me sirva para darme la valentía que me falta a veces, para empujarme a hacer aquello de lo que no estoy del todo segura. Un proyecto que recoge mi historia pero que es la historia de muchas mujeres de mi generación y de otras que han visto en el deporte una oportunidad de cambio. Y los cambios no siempre significan algo negativo. A veces puedes ser la revelación que necesitamos para dar ese paso que tanto nos cuesta.

Me quedo con una frase que he escuchado hoy a Xesco Espar y que dice: “fracasar no es alejarte del éxito ya que te hace estar más cerca de donde quieres estar. El fracaso no debe ser algo negativo”. La paralización y la inmovilidad no atraen las oportunidades y no ganar no tiene que ser sinónimo de perder sino de aprender. Gracias a correr he conseguido invertir los fracasos en aprendizajes, gracias al running he aprendido que las metas que no se atraviesan no son metas perdidas sino tiempo invertido en conocernos mejor ante la adversidad… Y eso, eso ni se compra ni se vende y por eso es tan valioso. El domingo me ataré bien fuerte las zapatillas y cuando pase por la meta me sentiré afortunada por ser y estar. Afortunada por sentirme viva y comprobar que mis piernas ansían seguir descubriendo nuevos caminos.

Categorías: Sin categoría
Compartir:

Déjame tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies