BUSCA LO QUE TE HAGA FELIZ

BUSCA LO QUE TE HAGA FELIZ

Para mi el verano es siempre una etapa de inflexión deportiva. Un momento de descansar, pensar en mi o todo lo contrario, de meter kilómetros, retos y desafíos varios. He hecho de todo cuando llega esta época del año. En esta ocasión, he decidido para un poco en cuanto a kilómetros, a largas distancias y me estoy centrando más en alimentarme bien y entrenar duro en el gimnasio. Ponerme fuerte y tonificar siempre lo tengo como asignatura pendiente… Y no veas como lo agradece el cuerpo cuando te pones en serio como lo estoy haciendo ahora. Este es mi reto pero hay muchas opciones para ti si andas [email protected] con el calorcito… He recopilado unas cuantas.

Si aún estás pensando qué hacer este verano ¡lee y actívate!

1- Puedes empezar a correr aprovechando que hay más tiempo libre, los días son más largos, hay carreras de corta distancia para poder debutar o puedes correr, por ejemplo, por la playa. Puedes poner mil excusas pero si te enganchas con el buen tiempo al deporte, cuando llegue el otoño notarás los beneficios y no querrás parar de entrenar. Eso me pasó a mi y aquí sigo.

2- Cuidarse a conciencia. Aunque parezca lo contrario para mi esta época del año es ideal para cuidar más mi alimentación. Las frutas y verduras de verano me encantan y me cuesta menos comer sano. En este momento cuento con una nueva rutina nutricional con la que quiero verme mejor, alimentarme sano y nutritivo y descubrir nuevas posibilidades.

3- Si ya corres, cambia objetivos. Machacarte siempre con lo mismo puede ser bueno hasta cierto punto. Otra veces puede ocurrir lo contrario: que te canses y dejes de correr un tiempo por haber llegado un límite, por aburrimiento. En ese punto busco objetivos más asequibles como por ejemplo carreras cortas donde entrenar no me suponga invertir muchas horas o cambiar las zapatillas de asfalto por las de montaña y dar paseos en lugar de correr…

4- Nueva meta: estar fuerte ¡tonifica! Apóyate en el gimnasio como aliado perfecto si has decidido bajar los kilómetros. Entrena de otra forma y sobre todo centra tus esfuerzos en cuidar tus músculos para que estén lo mejor preparados posible para cuando decidas enfrentarte a más kilómetros. A mi me da subidón comprobar como mis piernas están fuertes cuando me aprieto de velocidad en las carreras.

5- Busca un objetivo para después del verano, así te obligarás a estar activa pero sin demasiada presión. En mi caso la temporada arranca de nuevo en septiembre y ya tengo retos en agenda para octubre, noviembre y diciembre. Si no paro ahora me costará menos arrancar. Te doy ideas para retarte o simplemente para seguir entrenando en verano: las Carreras de la Mujer de Coruña, Sevilla, Zaragoza o Barcelona. Todas ellas son a partir de octubre ¡go!

6- Adquiere nuevos conocimientos y aplícalos. No siempre tenemos el tiempo que queremos para aprender cosas nuevas y ponerlas en práctica. Por ejemplo, este verano además de aprender a comer mejor voy a interesarme por mejorar mi suelo pélvico (llevo todo el año trabajando y mejorando esta zona).

7- Relájate y busca aquello que te haga feliz. Estar siempre a tope con todo puede pasarnos factura y este punto a veces lo pasamos por alto sin ser conscientes de su importancia. No pasa nada si te saltas un entreno, si te tomas una cerveza de más o si te saltas un día de gimnasio. Lo importante es encontrar el equilibrio durante todo el año.

 

“CAMINANDO EN LINEA RECTA NO SE PUEDE LLEGAR MUY LEJOS”

Categorías: Sin categoría
Compartir:

Déjame tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies