CARTA A MI AMIGA IMAGINARIA

CARTA A MI AMIGA IMAGINARIA

Alguien me dijo el otro día que intentara explicarle a una amiga imaginaria lo que significaba correr, lo que era el running para mi, lo que sentía corriendo, lo que representaba en mi día a día. Y que lo contara desde el principio para que entendiera cómo había sido el proceso hasta llegar donde estoy. Y este fin de semana lo he hecho. No ha sido complicado: fue fácil cuando me coloqué en la linea de salida de la Carrera de la Mujer de Madrid y miré a mi alrededor. Miles de mujeres con la sonrisa en la cara, con los ojos bien abiertos esperando el pistoletazo de salida. Y pensé en mi amiga imaginaria y le dije: “deberías experimentar esto ¡es algo increíble!”.

Corro por mi, por mi salud mental, por aquellas que no pueden hacerlo, por ordenar mi mundo y por poder desconectar de todo y conectarme conmigo misma. Corro para huir y para llegar donde jamás pensé que llegaría. Corro para compartir, para experimentar sensaciones, para aprender de todas las metas incluso de aquellas que nunca alcanzaré pero que tanto me han enseñado. Corro para sonreír, para llorar de alegría, para vivir la vida con intensidad y para darle voz a esas mujeres que aún dudan y no se atreven a dar la zancada. Pero sobre todo corro por ti, para demostrarte que tú también puedes

 

Amiga imaginaria si aún no te he convencido te diré que hay vida más allá del sofá. Que hay esperanza más allá del “no puedo” y del “yo no sé correr”… Y es que la magia de este deporte se encuentra en lo que cuesta recorrer el camino que te lleva a tu meta, la que sea, la que elijas, la que te motive. Esa magia que te hace avanzar a pesar de la dificultad, cuando los inicios son nuestro peor enemigo. Quien ha vivido esos inicios y disfruta del running nunca juzgara tus zancadas, al contrario, se pondrá a tu lado en ese camino, se adaptará a tu ritmo y te animara a no dejar de avanzar. Amiga imaginaria no sabes lo que te estás perdiendo por no intentarlo…

Este fin de semana fue en Madrid donde miles de mujeres se reunieron para correr, andar, moverse por causas que nos conmueven. No importa el lugar, no importa la distancia, no importa el fin: solo importa la meta. Tu meta. Amiga imaginaria solo decirte que gracias a la Carrera de la Mujer donde siempre siento el cariño, el calor, las palabras de agradecimiento de otras mujeres, donde comprendí que todas tenemos objetivos y todos son igual de válidos, me inspiré para escribirte este post. Yo ayer corrí y otras me inspiraron. Cargué pilas. Me quise un poco más. Espero que tú, amiga imaginaria que aún no corres, sepas que tu camino sólo lo eliges tú y que con unas zapatillas de running puedes llegar tan lejos como imagines…

Ya somos un montón. No tardes en unirte: te estamos esperando. 

Categorías: Sin categoría
Compartir:

Déjame tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies